fbpx
18 de mayo de 2021

Descubre qué es el marketing emocional y humaniza tu empresa

En Connectia360 somos expertos en el marketing digital, estamos siempre trabajándolo y reaprendiendo cómo funciona para estar siempre actualizados. Por ello hoy te falicitamos la investigación trayéndote una herramienta que ayudará en el día a día de tu negocio y hará que triunfes.

¿Qué es el Marketing Emocional?

El marketing emocional es un tipo de marketing digital en el que, a través de los distintos contenidos de las publicaciones, se apela al sentimiento del cliente haciéndole sentir bien para aumentar la fidelización y lealtad. Este método es ampliamente usado hoy día por las grandes empresas cada día.

Crea tu plan de marketing emocional

Hoy en día el mundo está rebosante de contenido y más contenido. Por ello nuestros clientes potenciales tienden a despreciar e incluso odiar los anuncios y, con ello, a los anunciantes. Seguro que prefieres que tu cliente te vea y te valore, y es ahí donde interviene el marketing digital para darte una solución ¿Quieres que tu cliente se implique con tu marca? ¿Tu marketing es menos efectivo de lo que debería? La publicidad emocional es lo que necesitas para enganchar a tu cliente y darte un empujoncito.

Conoce las emociones y sácales ventaja

Primero lo importante, la base de lo que hablaremos más adelante, debemos conocer y entender las emociones. Parece muy básico, pero sigue leyendo para sorprenderte con cuántas cosas no conocías de ti mismo y de tus clientes.

¿Qué son las emociones? Tipos de emociones

Todos conocemos nuestras propias emociones, pero pocos tienen la inteligencia emocional necesaria para distanciarnos y analizarlas y la empatía para detectar las emociones de otras y guiarlas hacia otras más positivas. Es importante conocer bien estas emociones en un marco más teórico para aplicarlas en la práctica sin errores, y es que encauzar las emociones por una mayor positividad puede influir de forma positiva en nuestro marketing.

El ser humano es, por mucho que a veces queramos ser racionales, más emocionales que reflexivos. Nuestras emociones influyen en nuestro comportamiento y forma de pensar en gran medida. Sabiendo esto, es fácil saber por qué influye en el marketing digital.

Según la psicología moderna hay 6 emociones básicas, y es esencial diferenciarlas y saber guiar al cliente a través de unas y no de otras con la publicidad emocional, porque puede marcar la diferencia entre que se vaya o que se quede.

Las 6 emociones básicas son:

Miedo

La persona anticipa un peligro, aunque este puede tener más o menos peligro de lo que siente, lo que causa ansiedad, incertidumbre e inseguridad. Obviamente es un sentimiento a evitar, ya que queremos transmitir seguridad, confianza y profesionalidad.

Sorpresa

Es muy fugaz y puede llevar al desconcierto o sobresalto, pero también al asombro. Es una emoción que se puede aprovechar a la hora de enganchar el anuncio, aunque es una emoción muy transitoria, ya que si empezamos con esta emoción para abrir y la publicación tiene un contenido interesante, este enganchará mucho más. Además la sorpresa bien llevada no causará desconcierto o sobresalto, pero hay que tratarla con precaución.

Repulsión

Lleva a la persona a alejarse del objeto o el contenido por asco o aversión. Esta es una emoción muy negativa que debemos evitar siempre.

Ira

la rabia, furia, resentimiento o irritabilidad pueden llevar a la persona a la destrucción o difamación. Se debe evitar siempre a toda costa.

Alegría

Tremendamente beneficioso, debemos buscarlo en la medida de lo posible, ya que incluye la diversión, euforia, gratificación, contentos, da una sensación de bienestar, de seguridad y de agradecimiento. Conecta, engancha y fideliza al cliente.

Tristeza

La pena, soledad o pesimismo que, a veces, nos motivan a reintegrarnos. Suele ser mejor evitar esta emoción.

Cómo pueden ayudarnos los sentimientos

El aplicar nuestros conocimientos teóricos y prácticos de las emociones es tremendamente recomendable para cumplir con el market media. Puede dar un empujón a nuestra imagen, publicidad o marca en general hacia el estrellato. Se deben incluir en nuestras publicaciones para que el cliente, antes siquiera de pensarlo, sienta que quiere seguir viendo, leyendo y con un poco de suerte comprando o contratando. Y es que esa es la clave, nuestro cerebro siente y después razona un camino para satisfacer sus emociones. El cerebro no es lógico

o práctico, sino más bien algo caprichoso e impredecible, es por eso que también es muy conveniente conocer las tendencias de los últimos años para saber cómo piensa el cliente y hacia dónde va.

Si puedes guiar al cliente hacia emociones más positivas, harás que se sienta comprometido, agradecido y emocionado con la marca, y asociará ésta a las emociones. Empezar con la sorpresa a través de una publicación sorprendente que sobresalga entre la competencia, para seguir con una solución a sus problemas con alegría, diversión y positividad suele ser una buena ruta de guía a la hora de publicar para tus clientes.

Sé un ejemplo a seguir en el marketing digital

Una vez establecidas las bases podemos empezar a hablar de aplicar estos conocimientos. Ahora te toca a ti construir una publicidad emocional efectiva y que cale en la mente de los clientes. Tendrás que aportarles contenido de valor conducido con emociones para que sientan que les aportas algo. Pero no te preocupes porque podemos encontrar en el marketing digital ejemplos muy buenos desde las campañas más virales que vemos todos los días y que ya conoces.

Atraer con emociones

Sácale provecho a las experiencias de tu marca, tu empresa está formada de personas y tus clientes merecen saberlo. El ser humano siempre tiende a empatizar y a intentar entender a otros, aprovéchalo y conecta con él a través del storytelling. La publicidad emocional debe basarse en que el cliente recuerde las emociones que siente hacia la marca y cree un vínculo afectivo hacia la misma, pero para ello debe haber bidireccionalidad, entendimiento y buenas prácticas para darle voz y que se sientan escuchados a la vez que crean dicho vínculo.

Para crear este contenido emotivo hay que tener en cuenta lo dicho anteriormente, y es que el ser humano no es tan racional como emocional. Claro que debes usar las palabras y el texto, pero una simple imagen apoyará estas sólidas palabras con una potencia visual inigualable con tan solo palabras. Por supuesto hay opciones mucho mejores a las imágenes. Un simple vídeo tiene un dinamismo que supone un enganche y un soporte visual y emocional difícilmente igualables. Pero lo mejor de los vídeos es el audio, ya que, el escuchar una música que guíe de forma intuitiva tus emociones o un audio de una voz humana que muestre que hay personas hablándote detrás de la pantalla, conecta con nosotros de una forma potente y especial. Merece la pena invertir algo de tiempo en crear algún vídeo corporativo para tu marca, para ver los potentes resultados de esta herramienta.

Crea experiencias y emociones

En esta era de la información, el bombardeo de información y publicidad inútil es constante y agotador para nuestras mentes hasta el punto que a día de hoy nos quedamos con entre el 0,2 y el 10% de todo lo que recibimos.

Ante tal exposición a esta “radiación mediática” te interesa diferenciarte ante tus seguidores. Para ello es necesario, no solo que el cliente vea el anuncio, sino que le haga sentir y recordar a la vez que le aporta contenido de valor, debe transmitirle sensaciones y emociones.

Para llevar a cabo un marketing emocional efectivo es importante trazar una estrategia adaptable pero efectiva y encaminada hacia el cliente. También debe estar escrita de forma que conecte bien y sea recordado, por lo que es de vital importancia saber escribir artículos perfectos. Sin estos puntos la campaña estará condenada a fracasar.

En todo momento hay que humanizar la marca asociándole identidad propia. Esta identidad propia incluye formas de expresarse, filosofía y estilos coherentes. No tengas miedo a la hora de incluir expresiones comunes o propias de la misma. Por supuesto la marca debe ser en todo momento cercana y accesible, por lo que hay que dejar abierta la bidireccionalidad. Además ante los problemas con los clientes, tu propia inteligencia emocional debe llevarte a contestar de forma profesional y adecuada.

¿Qué es el Lovemark?

Que el cliente ame tu marca. Las compañías más grandes del mundo suelen tener defensores, gente que dice amarla por su servicio o producto, pero que se dejan llevar en gran medida por la publicidad emocional. ¿Eres de una bebida gaseosa o de otra? ¿Cuál es tu marca de ordenador favorita? ¿Con qué consola te identificas? ¿Cuál es la mejor marca de ropa? Al final del día las marcas tienden a hacer lo mejor que pueden, y eso las lleva a no diferenciarse mucho y a tener productos mejores y peores, por no hablar de los gustos del cliente. Pero las personas hablan en absolutos, qué es mejor, y lo asocian con algo que les importa y que reflexionan a menudo, quién soy. Si tu marca consigue, a través del marketing digital, meterse en las respuestas a estas preguntas, será imposible que le vaya mal.

Por todo ello conecta y haz anuncios emotivos, para conseguirlo tendrás que conocer y usar el lenguaje con el que funcionan las redes sociales. Te recomendamos que tras esto veas las campañas más grandes y virales de los últimos años y las analices con estos nuevos conocimientos. A continuación te ponemos un vídeo con ejemplos de anuncios que causan distintas emociones positivas, por si quieres inspirarte.

menu-circlecross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram